Grapadoras

La grapadora manual consta de cuatro elementos articulados montados en un eje: La base, que tiene dos fisuras que guían los extremos de la grapa para doblarlos, bien juntándolos o separándolos. El cargador de las grapas, en cuyo extremo hay dos rendijas: la superior, por la que entra la guillotina; y la inferior, por la que sale la grapa. El empujador, insertado en el cargador, que se desliza sobre una varilla y es accionado por un muelle para empujar las grapas hacia la rendija. La cubierta, que incorpora una guillotina que, al descender, clava la primera grapa del cargador en el papel. Disponemos de varios tipos de grapadoras: de sobremesa, de tenaza, minis, para gruesos, clavadoras y eléctricas.

Filtros activos